La Acupuntura ha demostrado sobradamente ser un procedimiento efi caz en muchas de las alteraciones que padece y sufre el ser humano. Su eficacia como procedimiento terapéutico depende en parte del profesional que la interpreta y la aplica. En este libro encontramos precisamente eso, la interpretación que hace el autor de esta milenaria disciplina y de todas aquellas cuestiones relacionadas con la técnica. El relato está lleno de detalles acumulados por la experiencia de años de tratamiento a muchas personas y con una gran variedad de patologías.

En esta primera parte el autor nos sitúa en la búsqueda de su deseo, de su determinación en un viaje al encuentro de lo que significará una parte muy importante de su vida. Sus primeros años de ejercicio, sus referentes, sus maestros y el significado de aspectos importantes en el mundo de la Acupuntura. Todo eso salpicado de trozos-trazos de su vida y de sus sensaciones en cada uno de estos episodios. Directo del corazón, transparente, sin cortapisas, sincero.

En uno de los capítulos iniciales del libro, el autor se pregunta si la Acupuntura es un arte y a partir de aquí intenta expresar qué es el arte para él. Creo que el artista tiene un algo “más” que marca la diferencia y que habitualmente lo llamamos “don” y que posibilita que el artista pueda trasmitir ese algo especial a través de su obra. Pol Texidor tiene un don para la Acupuntura, verlo trabajar “haciendo acupuntura” es percibir esa transferencia de algo especial, muy difícil de describir, pero muy fácil de percibir.

Utilizar en todo momento. El último tramo del libro está dedicado al desarrollo de cada una de las patologías con sus respectivos tratamientos, las indicaciones concretas para cada alteración de los puntos y la localización visual de los puntos utilizados. La disposición alfabética de cada una de estas referencias facilitara la búsqueda rápida de cada uno de los tratamientos descritos.

Expresar esa parte de la Acupuntura más sutil e inconcreta, quizá es la parte más difícil de describir y que requiere una sensibilidad especial para detectarla, retenerla y hacerla más comprensible. Este nivel de conocimiento posibilita que la Acupuntura alcance su verdadera dimensión y su verdadero sentido. En este libro, el autor busca continuamente esos detalles, esa sutileza, la excelencia del procedimiento y su técnica.

Otra parte muy interesante del libro es la referida a las patologías con sus historias clínicas reales y sus tratamientos correspondientes. En estos casos clínicos reales, se describen los aspectos indispensables para entender los criterios por los que se llega a un diagnóstico y su consiguiente tratamiento. Este aspecto es importante, porque en la medicina china una determinada patología puede tener varios criterios diagnósticos y por tanto tratamientos diferenciados. Esto que parece muy razonable, en la práctica diaria se convierte en un verdadero jeroglífico muy difícil de solucionar. Disponer de una guía terapéutica, basada en cientos de casos tratados, es de una importancia incalculable. A partir de esta base se puede elaborar el tratamiento más eficaz para cada paciente.

En una parte fi nal, se describen los tratamientos para cada una de las patologías mencionadas en los casos clínicos, detallando las indicaciones de los puntos utilizados en cada uno de los tratamientos descritos y se les añade una fi gura dónde se señalan las localizaciones de los puntos seleccionados en cada caso.

 

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.