Entradas Mensuales: octubre 2017

NEUROMODULACIÓN AURICULAR. TEORÍA POLIVAGAL Y ESTRÉS

Todos los que hemos utilizado la Auriculoterapia como procedimiento terapéutico, hemos podido observar, con mucha frecuencia, una respuesta cercana a la disminución de la tensión nerviosa o a una sensación de mayor tranquilidad y de calma y por tanto a una reducción del estrés y de las sensaciones relacionadas con las percepciones de ansiedad. Si al estímulo de los puntos o zonas del pabellón auricular se le añade una estimulación eléctrica, estos efectos son mucho más notorios. Posiblemente, este resultado podrá ser variable en relación con la selección de puntos o zonas, las frecuencias y el tipo de corriente utilizada en cada uno de los tratamientos auriculares. Desde este punto de vista clínico y experimental, se puede afirmar que la Auriculoterapia es un procedimiento eficaz para el tratamiento del estrés.

NEUROMODULACIÓN AURICULAR Y TEORÍA POLIVAGAL

Para algunos de los puntos descritos por la Auriculoterapia clásica como son los puntos denominados neuro-reflejos (punto de codo, hombro, rodilla, cervicales, etc.), se ha elaborado alguna que otra hipótesis en cuanto a su mecanismo de acción. Una de las más factibles es la que describe la confluencia del punto periférico (por ejemplo un dolor de rodilla) y del punto auricular, con un área del tronco cerebral relacionada con una estructura propia de la formación reticular (sustancia gris periacueductal, núcleos del rafe, núcleo lateral del bulbo, etc.). Estas estructuras filtran información que les llega tanto de niveles subcorticales y corticales (tálamo, hipotálamo, córtex) como de niveles segmentarios (información espino-reticular táctil, propioceptiva y visceral). La formación reticular actúa facilitando o inhibiendo la información que le llega y por tanto se puede considerar un modulador de esta información. La activación del punto neuro-reflejo estimularía las unidades reticulares en estado de recepción, para mejorar el control y la neuromodulación de la señal que proviene de la periferia (dolor de rodilla) y es coincidente en el lugar de confluencia en el tronco cerebral.